La casa de apuestas, también conocida como «agencia de apuestas» o «casa de apuestas» es una empresa o una persona que proporciona los servicios de apuestas deportivas en cuotas, acordadas de antemano. En pocas palabras, la casa de apuestas es donde los apostadores van a hacer sus predicciones y colocar sus apuestas en un evento deportivo en particular.

La mayoría de las casas de apuestas concentran su atención en los deportes profesionales, como las carreras de caballos y el fútbol, ​​por ejemplo.

Las casas de apuestas también son las que ofrecen las cuotas para los eventos deportivos. Sus ganancias son generadas predominantemente no por las probabilidades sino por los mercados que han ofrecido.

Algunos de los mercados más populares incluyen Ganador (puede apostar sobre quién será el ganador: el equipo visitante o el local), Primer goleador, Resultado del medio tiempo y Marcador correcto, entre muchos otros. Además, los apostadores pueden intentar hacer varias predicciones correctas y realizar apuestas en varias selecciones.

Estas selecciones múltiples se conocen como Acumuladores o Parleys y pueden resultar en mayores ganancias para el apostador, siempre que todas las predicciones sean correctas.

Las casas de apuestas también apuntan a generar beneficios, eso es natural.

Como determinar quién será el ganador del juego está fuera de su control, las casas de apuestas podrían perder una cantidad sustancial de dinero en caso de que muchos apostadores logren hacer una predicción correcta. 

Para reducir sus pérdidas al mínimo, las casas de apuestas ejecutan sus libros con un método específico para garantizar que generarán ganancias independientemente del resultado de los juegos.

Esta es la razón por la que los corredores de apuestas establecen las probabilidades de tal manera que les permite cobrar comisiones en todas las apuestas realizadas. Al crear un «libro equilibrado», las casas de apuestas pueden pagar aproximadamente la misma cantidad, independientemente de los resultados de los eventos.

Hoy en día, hacer una apuesta por tu equipo o deportista favorito es excepcionalmente fácil y rápido. Como se mencionó anteriormente, muchas casas de apuestas terrestres respetadas se conectaron a Internet y ahora se pueden realizar apuestas en sus sitios web. Básicamente, todo lo que se requiere es registrarse con una cuenta.

Con el avance de las tecnologías móviles, las apuestas se pueden realizar sobre la marcha, a través de teléfonos inteligentes y tabletas.

Lo que se suma a la conveniencia es el hecho de que muchas casas de apuestas en línea ofrecen explicaciones detalladas de los términos e incluso brindan a los apostadores consejos útiles. De hecho, las apuestas online también tienen otras ventajas.

La mayoría de los sitios web de apuestas deportivas son fáciles de usar, sin mencionar que los datos personales y financieros de los apostadores están muy encriptados. Por tanto, no hay necesidad de preocuparse por la seguridad.

La amplia gama de opciones de apuestas disponibles en línea es otra ventaja. Las casas de apuestas en línea establecidas cubren las principales ligas deportivas, incluidas, entre otras, la NFL, la Liga de Campeones de fútbol europea, NBA, NHL, ATP, WTA, MLB y muchas otras.

Se pueden realizar apuestas en deportes individuales como boxeo, snooker, billar, dardos y carreras de Fórmula 1.

Y finalmente, en muchos casos, los proveedores de apuestas basados ​​en la web ofrecen cuotas muy competitivas, y todos los apostadores experimentados saben lo que esto significa. 

Cuanto mejores sean las probabilidades, mayores serán sus ganancias. Además, uno puede registrarse en varias casas de apuestas web y comparar las cuotas que ofrecen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *