Conocidos también como motocultivadores, son herramientas que nunca están demás dentro de labores de jardinería y agricultura. Es muy versátil cuando el modelo es de calidad, y tiene como función básica y esencial el control sobre la maleza de los terrenos. Todos los cultivadores, buscan maximizar los esfuerzos en la mayor cantidad de terreno posible al día, por lo que las herramientas y tecnologías que potencian la labor siempre son bienvenidas. El motocultivador, presenta de esta forma un abanico de ventajas que deben de conocerse para el trabajo sobre los terrenos del jardín, para encontrar razones de compra y uso.

El motocultor es práctico

En su simpleza y tamaño, consigue ser más un apoyo que molestia para el cuidador de la tierra. Suele hacer mucho más rápida la labor en una granja, por ejemplo, que siempre cubre grandes cantidades de terrenos. Son ligeros y resistentes, por lo que se pueden utilizar en largas jornadas de trabajo en cultivo.

Versatilidad del motocultor

Implementos o aperos de agricultura, pueden acomodarse como accesorios a los motocultores, facilitando así una variedad de tareas casi en simultáneo. Desde el motocultor, se podría entonces hacer trabajo de riego, sembrado, esponjado, abonado y rompimiento.

motocultores

El remolque del motocultor

Ideal implemento para transporte de granos, arroz, químicos o abono. Es también en una estructura favorable, un elemento que permite operar al motocultor sentado, a diferencia del uso convencional que es a pie.

El motocultor es manejable

Hilando con la ventaja anterior, es importante entender que es el motocultor una especie de tractor si se usa con remolque. Además, siguen contando a pesar del remolque con una ligereza y practicidad, que permite movilizarlo de un sitio a otro dentro de camiones, o bien llevarlo; valga la redundancia, a remolque.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *